El perico Javi Fuego y los rojiblancos Burgui y Rubi tendrán hoy por delante un partido de emociones encontradas. No es la primera vez que un jugador se enfrenta a su anterior equipo, pero en esta ocasión es algo especial. Los dos equipos tienen algo en juego, y en el caso del Sporting, podría ser la puntilla para condenarle al descenso.

Burgui

El actual delantero del Sporting, propiedad del Real Madrid, es uno de los candidatos para jugar el año que viene en el Espanyol. El año pasado ya visitó la blanquiazul aunque no convenció ni a Sergio ni a Galca pero parece que con su temporada en el Sporting sí que ha convencido a Quique.

Justamente, uno de sus mejores partidos como perico fue frente a su actual equipo en el Molinón. Contra el Sporting el delantero jugó y encarriló la victoria del Espanyol al firmar el gol del empate perico. Finalmente ese partido terminó 2-4 con victoria para los visitantes y entre los más destacados del partido estuvo el punta.

Burgui, Javi Fuego y Rubi estuvieron ligados a los dos equipos. En el caso del delantero se le ha relacionado también con el futuro del Espanyol

 

Javi Fuego

El mediocentro del Espanyol es asturiano de nacimiento y sportinguista de corazón. En más de una ocasión no ha tenido problemas en reconocer su cariño al club que le vio crecer. “No voy a engañar a nadie, el Sporting es mi equipo, pero me debo al Espanyol y estoy muy feliz aquí” reconoció el jugador en el partido de la primera vuelta.

Fueron 15 años en la cantera de Mareo hasta conseguir el su sueño de jugar en el primer equipo. Llegó siendo un niño y se marchó como un hombre. Con su Sporting sólo jugó en segunda División pero sirvió para que los equipos de Primera División se fijasen en él. Como rojiblanco jugó más de 100 partidos y marcó 4 goles en sus 6 temporadas con el primer equipo.

Rubi

El actual entrenador del Sporting de Gijón también tiene pasado blanquiazul. Desde 2005 hasta 2008 dirigió al filial del Espanyol. Entre los hombres a los que dirigió estuvo Javi López, que se pierde el encuentro por decisión técnica de Quique sánchez Flores.

Cabe destacar que en 2016 uno de los nombres que se barajaron para dirigir al primer equipo perico fue el de Rubi. Su buen hacer en Girona y su etapa como asistente de Tito Villnova y el Tata Martino en Barcelona, le convirtieron en uno de los candidatos fuertes para el banquillo de Cornellà. Hoy precisamente su ex club, puede condenarle al descenso.