Después de semanas sin expresar sus valoraciones personales, el presidente de Mediapro, Jaume Roures, dirigió sus esperanzas a la reanudación del fútbol profesional en el mes de julio de 2020, aunque “sin espectadores” con total probabilidad.

Las fechas le podrían encajar en función de los actuales acontecimientos, con la necesidad de realizar “una pretemporada de dos o tres semanas” por parte de los equipos, antes de completar el calendario “entre julio y agosto”.

“Digo julio porque entre otras cosas hay que garantizar la salud de todos”, valoró Roures en la cadena Cope. “Volverá sin público, pero los jugadores tendrán que salir a jugar tras una pretemporada porque no pueden hacerlo ahora como si no hubiese pasado nada”.

Sin embargo, también tiene en cuenta otro escenario: “Pero si reanudamos la Liga y un jugador da positivo por coronavirus, entonces tendremos que arrojar la toalla y dar la temporada por perdida“. Roures afirmó que las pérdidas de los clubes si no se acaba jugando Laliga alcanzaría los 700 millones de euros.