Lance del juego de una final muy igualada

El equipo de Xavi Morón disputó una final muy igualada frente la Damm que no perdió la cara al partido a pesar de la presión de los espanyolistas en los instantes finales. Los blanquiazules estuvieron reñidos de cara a puerta y la final se vio evocada a una tanda de penaltis que acabó dando el triunfo al Juvenil A (3-4).

El título llega después de que los de Xavi Morón llegaran a la final deshaciéndose del Cornellà en las semifinales (3-1) y del Llagostera en los cuartos de final (1-2).