El Espanyol se ha volcado en la última semana con las causas más solidarias como la colaboración con entidades que trabajan por la integración de las personas con discapacidad física o psíquica, mostrando su conciencia hacia todos aquellos que padecen autismo, o haciendo posible el sueño de una chica que estuvo ingresada en el Hospital Sant Joan de Déu.

Las Monas pericas y la Asociación Hi Som

Este año los lunes de Pascua con las Monas pericas serán más especiales y es que, el RCD Espanyol las ha elaborado con la colaboración de la Asociación Hi Som, una organización que vela por la integración de todas aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad, tanto física como psíquica, y que están en riesgo de exclusión social.

El pasado jueves en la CD Dani Jarque se presentaron las diferentes Monas de Pascua de la mano de Esperanza, Jazmín, Miriam, Marc y Aina, todos ellos miembros de la Asociación Hi Som.

Los chicos pudieron compartir un entrañable rato con los jugadores de la primera plantilla explicándoles como preparon este dulce de repostería tan típico de las fiestas que se avecinan.

solidaria

El Espanyol, concienciado con el autismo

El pasado domingo 2 de abril se celebró el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. De esta manera, el Espanyol se sumó a la iniciativa para apoyar a todas personas que sufren este trastorno neurológico que afecta a la percepción y al procesamiento cerebral de la información, y tiñó el RCDE Stadium de color azul.

Además, durante esa misma semana, los futbolistas del primer equipo recibieron la visita de un grupo de niños del colegio La Salle Comtal, un centro educativo que dispone de un proyecto TEA (Trastorno del Espectro Autista).

También estuvieron presentes algunos miembros del AMPA, un profesor de la USEE y del equipo directivo de la escuela para explicar la idea surgida de la convivencia con niños autistas.

solidaria

Emotivo encuentro

El Espanyol también quiso hacer realidad el sueño de Andrea Bernal, una chica que estuvo ingresada en el Hospital de Sant Joan de Déu.

Durante su estancia en el Hospital, Álvaro Vázquez se preocupó e interesó por su caso, y le mandó un vídeo de ánimo para darle fuerzas.

Finalmente, una vez Andrea obtuvo el alta médica, pudo cumplir su ilusión de conocer a su ídolo, Álvaro Vázquez, al final de uno de los entrenamientos.

solidaria