Es casi un secreto a voces que el futuro de Diego López pinta blanquiazul. Las negociaciones con el Milán por el cancerbero gallego todavía no se han cerrado pero la operación está prácticamente hecha. Clave en el futuro perico, firmaría por dos años con opción a otro según objetivos.

Intensificación de las negociaciones

En las últimas horas el diálogo entre Espanyol y Milán por Diego López se ha intensificado. Las tres partes están deseando firmar el contrato y eso ayuda a la hora de acercar posturas. Según Mundo Deportivo el agente del jugador está jugando un papel muy importante al ejercer de intermediario entre las partes para llegar cuanto antes a un acuerdo.

Manuel García Quirón está presionando para obtener la ansiada carta de libertad a cambio de un pago. A Diego López solo le resta un año en el equipo lombardo, y esa es otra de las claves para conseguir que acepten la oferta por el guardameta.

Junto al representante, el consejero delegado Ramón Robert es el que está teniendo el peso de la negociación económica con los italianos. Y todo está muy bien encaminado, solo quedan pequeñas partes por pulir.

En el Milán no cuentán con él

En el club italiano no cuentan con él y eso ha ayudado mucho a dar un empujoncito a la operación. El técnico Vinvenzo Montella no tiene en mente a Diego López para ocupar la portería lombarda, ni dejarle que luche por un puesto allí. El visto bueno a su salida se ha dado.

Para el Espanyol es una excelente noticia. Quique Sánchez Flores no solo tiene ese hueco para él, si no que también quiere que sea uno de los pilares del proyecto blanquiazul. Diego López es muy importante en su esquema para alcanzar Europa.

Las posturas entre el Milán y el Espanyol están muy cerca. Diego López firmaría por dos años con opción a un tercero. Roberto no seguiría como perico 

El contrato con el Espanyol

Una vez que Diego López se desvincule del Milán, ni el jugador ni el club perico quieren que el acuerdo entre ambos se extienda demasiado. El entendimiento entre las partes es total y tendrían ya un principio de acuerdo hecho.

Lo que el Espanyol le ofrecería al gallego son dos temporadas con opción a una tercera según objetivos. Con este tipo de contrato, que asegura el futuro de Diego López, se vería compensada su renuncia a la ficha que tiene con el Milán.

El portero de 35 años está viviendo una segunda juventud en Cornellà. Esta temporada lleva 35 goles encajados en 32 encuentros, eso hace que su coeficiente de goles sea de 1,13. Por delante de él, solo está Ter Stegen. El portero nunca ha escondido que está feliz en el proyecto perico y que quiere quedarse.

Roberto Jiménez y Pau López

El portero suplente del Espanyol, Roberto, no quiere seguir otro año más a la sombra de Diego López. Su intención es marcharse del club perico y buscar los minutos que el guardameta gallego le ha negado.

El verano pasado llegó procedente del Olympiakos por 3 millones, y este año tan solo ha jugado 4 partidos y encajado 12 goles. En el club no tienen inconveniente en dejarle marchar, pero quieren recuperar parte de la inversión que realizaron por él.

Por otra parte, Pau López, actualmente en las filas del Tottenham, no estará la temporada que viene vistiendo la blanquiazul. El Espanyol ya no cuentan con él, y en caso de que el club inglés no ingrese los 7 millones en los que está tasado el portero, habría otras ofertas encima de la mesa. Su futuro inmediato está lejos de Cornellà.