La final de la UEFA en Leverkusen es de infausto recuerdo para el espanyolismo, tiene el sabor agridulce de haber dejado en la cuneta a los más grandes de Europa, pero el dolor de acabar perdiendo la copa internacional en tan solo 45 minutos y una tanda de penaltis que nos dejó sin nuestro primer título europeo.

Javier Clemente, nuevo seleccionador de la selección vasca de fútbol, recuerda en una entrevista a la publicación ‘Jot Down‘ algunas anécdotas de la final de la Copa de la UEFA que, como entrenador del Espanyol, disputó frente al Bayer Leverkusen. Y habla de esa tanda de penaltis que, recordemos, dejó al equipo blanquiazul sin el preciado trofeo.

El preparador vasco explica que fue él quien ‘bautizó a Sebastián Losada con el apodo de ‘Pipiolo’ y a Ernesto Valverde, hoy entrenador del Barcelona, como ‘Txingurri’. “Losada le puse ‘Pipiolo’ porque era un crío más majo que la leche, y muy bueno“, explica en la entrevista. Y recuerda que llegó la tanda de penaltis en el segundo partido de la final de la Copa de la UEFA. “Voy y le digo: ‘Pipiolo’, ¿tiras un penalti?’. Y él: ‘¿Yo? ¿Y qué hago?’. Le expliqué: ‘Pues qué vas a hacer, darle una hostia y ya está’. Fue a tirar y sí, le dio una hostia“, explica el ex entrenador espanyolista.

No he visto un penalti igual en toda mi vida. Sacó el balón del estadio. El campo estaba en obras y no estaban concluidas las obras detrás de la portería. Le dio una hostia al balón como si hubiera sacado de puerta, ¡qué hostia le dio! Desapareció la bola”, añade Clemente.