La compra del RCD Espanyol por parte de Míster Chen, el empresario chino propietario del grupo empresarial Rastar, ha sacado al equipo perico de la UCI financiera en la que se encontraba. Tras invertir 144 millones de euros –lo que le ha supuesto controlar el 99,25% de las acciones del club empleándolo en suscribir la ampliación de capital y devolver parte de la deuda-, el Espanyol ya puede respirar tranquilo, financieramente hablando.

La deuda neta del club se sitúa ahora en 125 millones de euros en términos netos (129 millones brutos), frente a los 170 millones de enero de 2016 y los 190 millones de un año atrás. Lo cual supone una reducción de la deuda en 65 millones de euros. Algo completamente inaudito de imaginar hace tan solo dos años.

El Espanyol: noveno club de La Liga en gasto salarial

Comenta Ramón Robert, consejero delegado del RCD Espanyol, al diario económico Expansión que «un dato que muestra el equilibrio en el que estamos es que somos el noveno club por gasto salarial, unos 47 millones de euros, que es nuestro principal gasto, y estamos en novena posición en LaLiga».

Míster Chen lleva invertidos 144 millones de euros en el Espanyol

Chen inyectó el año pasado 144 millones en el club -que le llevaron a controlar el 99,25% del equipo- para suscribir la ampliación de capital y para devolver parte de la deuda.

Los principales acreedores del Espanyol son ahora su propio presidente (66 millones) y las diferentes administraciones, con 28 millones, sobre todo, Hacienda. También tiene créditos con la banca por 3,5 millones, con CaixaBank como principal acreedor, subraya Expansión.

Deuda 0 en la temporada 2020/2021

«Nos mantenemos en el objetivo de reducir la deuda a cero en la temporada 2020/2021 y de ser autosuficientes», señala el primer ejecutivo del RCDE.

«Este año ya hemos reducido los gastos financieros. El descenso de esta partida nos da tranquilidad para cumplir el resto de objetivos». De los 8,4 millones de gastos financieros de la pasada campaña se han pasado a los 4,6 millones de la actual.

Ingresos de 74 millones y un beneficio neto de 2,1 millones de euros

El club prevé que está temporada se cerrará con unos ingresos de 74 millones, un ebitda de 15 millones y un beneficio neto de 2,1 millones.

Para la temporada 2020/2021, está previsto que el Espanyol tenga unos ingresos en torno a los 125 millones; con un beneficio de 10 millones euros.

«Por primera vez, no sólo decimos lo que hemos hecho cuando ha terminado el ejercicio, sino que explicitamos antes nuestros objetivos deportivos, sociales, financieros, económicos e institucionales para que luego se nos pueda juzgar», manifiesta Ramón Robert.

Potenciar los ingresos extraordinarios

Robert ofrece unos datos de las partidas de ingresos en esta temporada: Por derechos televisión se esperan ingresar 49 millones de euros; 21 millones por la actividad comercial, y cerca de cinco millones netos por la venta de jugadores.

Sobre la explotación del RCDE Stadium, Robert ve un margen de mejora: «Queremos potenciar la actividad en torno al estadio; no puede ser que en 2010 sea calificado como el mejor del mundo y que sólo lo abramos cada quince días», indica Robert. Y para ello cifra de ingresos cercana a los 2,5 millones de euros, entre fijos y variables.

Patrocinio por la camiseta y el nombre del estadio: 6 millones

Los patrocinios de la camiseta y el nombre del estadio son las dos “joyas” que se intentan explotar. Y el club esperar ingresar la próxima temporada la nada despreciable cantidad de 6 millones de euros por los dos conceptos. Se ha fijado en 3,5 millones el coste del “Naming Rights” o derechos por ceder el nombre del estadio a una marca comercial.

Por su parte, el precio fijado para patrocinar la elástica del Primer Equipo se ha establecido en 2,5 millones de euros. En esta temporada, Míster Chen, presidente del club, ha alquilado la publicidad de la camiseta a través de la marca de su grupo empresarial: Rastar.