El presidente del Espanyol esta preocupado por la actual situación deportiva del equipo, como toda la afición, y la dirección deportiva ya sabe, desde hace tiempo que el máximo dirigente del club esta dispuesto a invertir dinero en fichajes, de hecho en la caja del club hay dinero para abordar incorporaciones.

Otra cosa bien distinta son las opciones que se puedan encontrar en este mercado, desde luego lo prioritario es fichar un delantero centro, algo que ya dejó claro Pablo Machín hace unas semanas, la marcha del “panda” ha dejado al equipo sin lo más importante en el fútbol, el gol, y es algo que habrá que encontrar sí o sí en un mes y medio.

Pero a buen seguro que no será la única posición que se reforzará, es muy probable que llegue también un extremo que sea capaz de jugar en ambas bandas y tenga desborde, algo que en rueda de prensa también Machín ha dejado claro que le falta al equipo.

Era una obviedad que esta plantilla no se reforzó en verano como debería y que ahora lo tendrá que hacer, para lograr el objetivo de la temporada, la salvación, que a día de hoy se encuentra a cinco puntos.