La Federación Catalana de Peñas del Espanyol ha emitido esta tarde un comunicado donde solicita la suspensión de la competición, al igual que están haciendo muchos estamentos deportivos y jugadores en particular. Las peñas pericas lamentan la decisión de jugar a puerta cerrada y cree que los derechos de los aficionados vuelven a ser lesionados.