Las penas que la Generalitat de Catalunya y el Ministerio Fiscal solicitan para los 14 acusados oscilan entre los cuatro y los ocho años y seis meses de cárcel. Todavía no hay fecha para el juicio pero si 40 testigos entre los que está Álvaro Mallafré, el responsable de seguridad del Espanyol.

Lo que ocurrió

Aquel derbi de 2014 lo ganó el Barcelona 0-1. Las celebraciones de unos aficionados culés en una de las lonjas de Cornellà-el Prat dieron comienzo a los incidentes avanzan en As. Los problemas continuaron fuera del estadio y esto derivó en un enfrentamiento entre seguidores blanquiazules y los cuerpos de seguridad.

Las acusaciones son por delitos de desórdenes públicos, daños y atentado contra la autoridad con uso de instrumento peligroso. Se solicitan entre 4 y 8 años y medio de cárcel

Han pasado 3 años desde entonces y ahora la Generalitat de Catalunya y el Ministerio Fiscal solicitan penas de entre cuatro y ocho años y seis meses para los 14 acusados. De lo que se les imputa es de un delito de desorden público, otro de daños continuados, y uno de atentado contra el autoridad, además de seis delitos leves de lesiones. El Ministerio Fiscal va un paso más allá y considera que el delito de atentado contra la autoridad es el más grave.

A la espera de que se ponga una fecha para que comience el juicio, se sabe que el Ministerio Fiscal ha citado a más de 40 personas como testigo, la mayor parte Mossos. Por parte del club ha sido citado Álvaro Mallafré, el responsable de seguridad del Espanyol.

Antecedentes

En más de una ocasión se han producido este tipo de incidentes y en esta ocasión las penas que se han solicitado por lo que ocurrió en 2014 son mayores que las anteriores. Por lo sucedido en Can Vies se solicitaron penas máximas de cinco años y medio y por las Bengalas en el derbi de Montjuic de 2008 cinco.