La llegada de Wu Lei al Espanyol el pasado mercado de invierno tuvo un impacto espectacular en toda Europa, los números de las audiencias del jugador en China son espectaculares, ya que allí es verdadero ídolo. Pero su fichaje despertó muchos recelos por la capacidad que tendría el delantero para acoplarse a una cultura nueva, y en estos momentos ya podemos decir que todas esas están despejadas.

Wu Lei vive justo frente al mar de Barcelona, y está viviendo a tope su estancia en la capital catalana, ha conocido ya todos los rincones destacados de la ciudad, desde el Tibidabo a la Plaza Cataluña, y se ha enamorado de los rincones de la ciudad Condal. Un claro ejemplo sobre lo que les estamos contando sucedió en la Diada de Sant Jordi, el astro chino vio por televisión la fiesta y el gran ambiente de esta típica celebración catalana y ni corto ni perezoso se persono en la carpa que el club había instalado en Rambla Catalunya 74, donde estuvo durante unos 20 minutos y no paró de firmar autógrafos y hacerse fotos.

Wu Lei está haciendo una publicidad impagable a Barcelona, ya que comparte en sus redes sociales, donde es seguido por millones de chinos, todos los rincones de la ciudad. El fichaje de Wu Lei es un acierto absoluto, y además marca goles, recordemos que ya acumula dos desde su llegada en el mercado de invierno.