El grupo de animación Juvenil’91 junto con 23 peñas del Espanyol, la APMAE y Llobregat BiB han emitido un comunicado donde reclaman a los jugadores del primer equipo y al staff técnico que no acepten los tests de Laliga. Se trata de un movimiento conjunto de todas las aficiones de España a través de la etiqueta #NOESFÚTBOLESLALIGA. A continuación podéis leer de forma íntegra su comunicado.

Con motivo de las últimas declaraciones del presidente de La Liga, Javier Tebas, en las que abiertamente se expresa la voluntad de reanudar la competición a puerta cerrada, aún estando inmersos en una situación sanitaria de gravedad, desde la Peña Juvenil Espanyolista 1991 queremos manifestar lo siguiente:

En la actualidad, afrontamos una crisis sanitaria de las más graves en los últimos tiempos, llevando a nuestra sociedad a límites impensables hace tan solo unos meses. La cantidad de contagios y fallecimientos a causa del Covid-19 no cesa, tras varias semanas hemos vivido en primera persona como innumerables familias han perdido a seres queridos, otros perdieron su trabajo y muchas otras personas han visto truncados sus planes de futuro.

A lo largo de estas semanas, hemos sido testigos y partícipes de diversas acciones solidarias nacidas de la ciudadanía, en las que se incluyen diversos grupos y colectivos del mundo del fútbol, ayudando así a la lucha contra esta pandemia. Un gesto de conciencia social, que parece ser, los directores de orquesta de este deporte llamado fútbol no han sabido plasmar con su egoísta y frívola actitud.

Llama la atención que en los noticiarios en los que se expone el estado actual de esta grave crisis, observamos casi con la misma asiduidad, cruces de declaraciones y especulaciones de La Liga, RFEF junto con Mediapro para reemprender la competición. Esto pone de manifiesto que dichas entes organizadores no son conscientes de la realidad que nos sacude y que sus preocupaciones son meramente económicas.

En estos tiempos, solo podemos hablar de aspectos esenciales para la vida, y no hablamos precisamente de fútbol. Nos referimos a mascarillas, ucis, hospitales, tests, normas de higiene y un sinfín de decisiones tales como el confinamiento, que van en la línea de lo realmente importante, la salud. No entenderíamos ni admitiremos bajo ningún concepto, que se pusieran en marcha protocolos especiales y se realicen test por doquier con la única finalidad de reanudar la competición.

Para nosotros, que precisamente tenemos como razón de ser el fútbol, es duro tener que detener nuestra actividad de animación y apoyo a nuestro equipo, labor que llevamos desempeñando de forma incondicional desde hace casi 30 años. Y además, teniendo en cuenta la situación deportiva tan delicada que sufre nuestro club, al borde del descenso.

Sin embargo, en sintonía con los comunicados de otros colectivos vinculados a la entidad, somos conscientes de la gravedad de la situación, siendo nuestra única prioridad doblegar al coronavirus.

Por todo ello, reclamamos a toda la plantilla y miembros del personal técnico, así como al propio Club, que se solidaricen con el conjunto de la sociedad negándose a recibir un trato de favor por su condición profesional, con todas las consecuencias que esto puede conllevar, ya que precisamente varios jugadores ya se han visto afectados por el virus. No podemos invertir recursos, dinero y tiempo en un deporte con la necesidad real de las personas derivada de la grave pandemia que sufrimos.

Exigimos también, a los máximos mandatarios de La Liga que tomen conciencia de la situación en la cual nos encontramos, y centren sus esfuerzos en contribuir a la lucha y fin de esta lacra que está acabando con la vida de miles de personas.

Del mismo modo, animamos a todos los colectivos o entidades vinculadas a la parroquia blanquiazul a que hagan suyas estas palabras y defiendan los valores que realmente representan a nuestro club, nuestro deporte y a nuestra sociedad como son la solidaridad y el respeto.