En la nota informativa semanal de LaLiga se informa de la denuncia al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Comisión Antiviolencia por los cánticos con insultos que se produjeron durante el partido Espanyol-Atlético de Madrid el pasado sábado.

Los cánticos, que venían de la zona de La Curva y no fueron secundados por el resto del estadio, fueron recogidos en el acta por el árbitro del encuentro. El objeto de las iras de ese sector de la grada fueron Diego Pablo Simeone y el portero colchonero, Jan Oblak.

En contra Simeone

El primero de ellos fue contra Simeone según reza en la nota informativa. ‘En el minuto 57 de partido, y durante el transcurso del juego, unos 600 aficionados locales, ubicados en los sectores 109 y 110 de la Grada Cornellá, tras una pancarta que los identifica como integrantes del grupo denominado como “Curva RCDE“, entonan de forma coral y coordinada durante aproximadamente 18 segundos, “OLE OLE OLE, CORNUDO SIMEONE“, en referencia al entrenador del equipo visitante. Dicho cántico no fue secundado por el resto de aficionados presentes en el estadio’ puede leerse en dicha nota.

La Liga denuncia cánticos contra Simeone y Oblak en el Espanyol-Atléti. Los insultos venían de la zona de La Curva y el resto del estadio no los secundaron. 

En contra de Oblak

En cuanto a los gritos en contra de Jan Oblak, hace referencia a una jugada concreta del partido en la cual el portero rojiblanco estaba tendido en el césped. ‘En el minuto 74 de partido, y tras una acción del juego, unos 200 aficionados locales, ubicados en los sectores 109 y 110 de la Grada Cornellá, tras una pancarta que los identifica como integrantes del grupo denominado como “Curva RCDE“, entonan de forma coral y coordinada durante aproximadamente 5 segundos, “PÍSALO, PÍSALO“, en referencia al portero del equipo visitante, que se encuentra tendido en el terreno de juego. Dicho cántico no fue secundado por el resto de aficionados presentes en el estadio’

El comportamiento ejemplar del resto de la grada

En el momento en que se suceden esos cánticos, el resto de pericos presentes no los secundaron, algo que también resalta el informe. Pese a los hechos denunciados, desde LaLiga han querido destacar las medidas de seguridad y de prevención del club blanquiazul como los controles de acceso al estadio y los mensajes emitidos a través de megafonía y los videomarcadores del recinto.