El Espanyol ha perdido cerca de 3.500 abonados esta temporada, unas cifras que no hacen más que confirmar el fracaso de la campaña de abonos del pasado verano. El club cerró la pasada temporada con 27.061 abonados y en la actualidad tiene 23.612 socios, lo que significa una pérdida de casi 3.500 abonos.

Pese al espectacular arranque del equipo de Rubi no se ha podido frenar la sangría de abonados. En este sentido la preocupación de Chen Yansheng es máxima en este asunto, el presidente está muy preocupado por la baja asistencia que se está dando en el RCDE Staduim en la presente temporada.

La bajada en el número de socios pone en una complicada situación a Roger Guasch, que fue el único valedor de esta decisión.

Una imagen del punto de atención al socio

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol

Compartir