El mundo del fútbol busca estos días cuadrar la posible vuelta de los distintos calendarios domésticos, la suspensión de la Eurocopa dictaminada la semana pasada abre la puerta a que las competiciones nacionales puedan jugarse, una vez que el coronavirus sea erradicado en cada país (algo que a día de hoy parece muy lejos de conseguirse).

El diario inglés The Thelegrah apunta este lunes una nueva opción que estaría barajando la Premier League y sería la de reanudar la competición el 1 de junio y acabarla en julio y comenzar la siguiente temporada el 8 de agosto, por supuesto todos los partidos serían jugados a puerta cerrada.

El presidente del Southampton, Martin Semmens, afirmó hace unos días que “el gobierno quiere que cuando todos estemos seguros volviéramos a jugar, daríamos una imagen hacía todo el país de volver a la normalidad“. En este sentido cabe destacar que la Premier esta suspendida de manera oficial hasta el 30 de abril.

Cabe recordar en este sentido que para que esta solución sea factible deben aprobarla los jugadores, cuyas vacaciones estivales quedarían claramente mermadas, pero también hay que tener en cuenta que no acabar las competiciones puede hacer que los futbolistas vean tocados a la baja sus salarios.