La secretaría técnica a manos del nuevo director deportivo de la entidad blanquiazul, Jordi Lardín está en busca de un lateral derecho que pueda consolidarse en el equipo de Quique Sánchez Flores.

Pese a que la rescisión de Demichelis ahorra aproximadamente unos 800.000 euros de la ficha anual, las normas del fair play financiero de LaLiga no permiten otro fichaje si no hay una venta. Este fue el tema de debate entre Lardín y Quique, el Espanyol quiere pero no puede, al menos todavía. La clave para poder fichar pasa por la futura venta de un jugador, aunque en este momento desde el club afirman no tener ninguna propuesta en firme por ninguno de los activos del club. El tiempo aprieta y el mercado invernal cierra a finales de mes.

Recordamos que en verano el Espanyol recibió una oferta de dos millones por Diop procedente del Hertha de Berlín, ambas partes estarían de acuerdo en aceptar si hubiera de nuevo una oferta de este calibre.

El dinero de la posible venta iría destinado, como bien decíamos, a un lateral derecho que pudiera ser importante en el futuro para el proyecto españolista, dejando como última prioridad reforzar la parcela ofensiva del equipo.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol