Los equipos implicados en la lucha por la séptima plaza ya han jugado su partido de esta jornada. La distancia con el Athletic, que es quien ocupa esa posición, se ha recortado un punto gracias a la derrota de los leones ante el Real Madrid y el empate del Espanyol en Ipurúa.

Por contra, el Alavés, que ha ganado a la Real Sociedad, acaba la jornada empatado a puntos –cuarenta– con el Espanyol.

La sexta plaza, también más cerca

La derrota de la Real Sociedad ante el Alavés hace que también recortemos puntos, aunque siga lejos, con una plaza que da acceso directo a Europa. Ocho puntos separan al Espanyol de esa ansiada sexta plaza. A falta de diez jornadas no será fácil recortar esa distancia, pero todavía faltan por jugarse partidos entre rivales directos, lo que puede beneficiar a los pericos.

La visita a San Mamés, decisiva

Uno de los primeros partidos entre rivales directos que se darán tiene como protagonista al Espanyol. El martes 4 de abril los pericos visitarán a los leones. Sacar los tres puntos podría ser decisivo a final de temporada. Esa misma semana, el sábado 8 de abril, el Espanyol recibirá a otro rival directo en la pugna por Europa: el Alavés.

Será una semana decisiva que marcará el rumbo del Espanyol. ¿Europa o no? El conjunto perico depende prácticamente de sí mismo.

El dilema de la final de Copa

Si se diese el caso de que el Espanyol logra acabar la temporada en la séptima posición, para que dé acceso a Europa tendría que ocurrir que el Barça, máximo rival del Espanyol, ganase la final de la Copa del Rey al Alavés. Un dilema entendible teniendo en cuenta que una victoria azulgrana supondría jugar en Europa, lo que sería un hito teniendo en cuenta que el objetivo esta temporada de este nuevo Espanyol –con mucha más ambición que los últimos años– no era ni mucho menos clasificarse para la Europa League.