Este pasado jueves os contábamos como la liga belga había tomado la decisión de suspender su campeonato de fútbol, un camino que pretendía también seguir la liga holandesa. Ante esta situación la UEFA ha reaccionado de forma rápida y contundente, lanzando una velada amenaza a todas las competiciones.

La UEFA y la ECA (Asociación de Clubes Europeos) descartan dar por finalizadas las temporadas en este momento porque consideran que es una decisión “prematura e injustificada”, recordando que como líderes del fútbol europeo deben “garantizar” que los campeonatos se cierren conforme a las reglas otorgadas al comienzo de los mismos.

Detener las competiciones realmente debería ser el último recurso después de reconocer que ninguna alternativa de calendario permitiría concluir la temporada (…) El grupo de trabajo del calendario indicará lo antes posible, e idealmente a mediados de mayo, cuáles de los planes se pueden implementar para completar la temporada sin dejar a nadie atrás”, afirman en la UEFA.

Además, la UEFA a título personal dejó claro que tendrá potestad para “evaluar el derecho de los clubes a ser admitidos a las competiciones de clubes de la UEFA 2020/21, de acuerdo con las normas de competición aplicables”, un motivo más para que ninguna Liga más en Europa se dé por finalizada no sin antes intentar la vuelta a los terrenos de juego.