Este miércoles se ha realizado una reunión telemática entre las 55 federaciones que componen la UEFA y la idea principal y que se ha plasmado de forma clara es que la prioridad del máximo órgano del fútbol mundial es acabar las ligas nacionales.

Para ello la UEFA ha dado un paso más y ha anulado todos los partidos amistosos de selecciones que estaban previstos para el mes de junio, una manera más de liberar fechas en el calendario para poder finiquitar las competiciones nacionales.

Aleksander Ceferin ha tenido claro desde el primer momento que la UEFA debía tender una mano a los campeonatos locales y hoy lo ha vuelto a recordar sin dar la espalda a la realidad de cada país. Todas las decisiones que se han adoptado desde la sede de Nyon han ido encaminadas a ello.