El Espanyol B se encuentra empatado a puntos con el Hospitalet que marca el descenso a 32 puntos. No obstante, se mantiene fuera de los puestos fatídicos gracias a la diferencia de goles. El filial blanquiazul necesita empezar a sumar de tres en tres si quiere asegurarse la permanencia en la Segunda División B.

Efectividad

En los últimos encuentros, el Espanyol B ha pagado la falta de efectividad, y en contra, una efectividad bastante alta de los rivales que le han acabado dejando sin puntos.

El filial perico debe empezar a afinar su puntería. Si bien justamente los goles le libran ahora mismo de caer en los puestos de descenso, una racha algo más larga sin convertir las ocasiones en goles solo significará un problema más.

Los errores pasan factura

Los de David Gallego se están viendo muy penalizados en las áreas. En la faceta defensiva el Espanyol B está cometiendo pequeños errores que suelen acabar en gol. Y es que, en las últimas semanas ha habido una película que se ha repetido: buen partido, dominio del balón, ocasiones, pero llega el gol del rival. 

Hay que solucionar la contundencia en las áreas si se quieren conseguir resultados positivos. La defensa es un pilar fundamental, y en los esquemas de juego de David Gallego en ataque nos encontramos un 3-1-4-2 que en caso de perder el balón en una zona complicada del terreno de juego pone en apuros a los centrales.

Un equipo muy joven que se ha debilitado tras la subida al primer equipo de pilares fundamentales como Aarón Martín, Marc Roca y Óscar Melendo. Los dos últimos aún bajan con el filial si el partido del primer equipo no coincide y/o no entran en convocatoria. En estos encuentros, el Espanyol B tiene otro color y la victoria parece más factible.

Una nueva oportunidad ante el Villarreal B

Este sábado a las 18h el filial se la vuelve a jugar en la Ciudad Deportiva Dani Jarque ante el Villarreal B. Los de David Gallego ya no tienen margen de puntos, si pierden y los resultados de los rivales directos no acompañan, entrarán oficialmente en las plazas de descenso. Una situación aún más complicada y difícil de solucionar mentalmente para tanto jugador joven.

La afición ha empezado a movilizarse para conseguir apoyar al equipo y conseguir así, una victoria ante el filial del submarino amarillo, que se encuentra sexto en la clasificación con 45 puntos. Grupos de animación como la Curva RCDE han hecho un llamamiento para que los blanquiazules sientan el aliento.