El reparto de los derechos televisivos del fútbol siempre ha sido muy criticado en España y con razón, si bien el asunto ha mejorado en las últimas temporadas sigue habiendo un importante salto entre los tres grandes respecto al resto de equipos, nada que ver con lo que sucede en la Premier League.

A partir de la próxima temporada las interacciones en las redes sociales que logren los clubes serán un baremos más a la hora del reparto televisivo. No se medirán el número de seguidores en redes sociales si no la interacción que se logre con los aficionados.

Se va a controlar el ‘engagement’ a través de un medidor independiente y los clubes que más participación activa logren tendrán derecho a una mayor parte del pastel televisivo.

Se tendrán en cuenta, por ejemplo, las respuestas, los mensajes marcados como favorito y los mensajes ‘retuiteados’ en Twitter, y los ‘me gusta’ los comentarios en Instagram y Facebook. Se esta a la espera de saber si también en estas redes sociales entraría Youtube, clubes como el Betis lo han solicitado y se encuentra en estudio.

El Espanyol ha dado un salto de calidad importante en redes sociales y la llegada de Wu Lei ha sido vital para ello, pero no se encuentra entre los seis primeros puestos de clubes con más interacción en redes sociales.