El delantero blanquiazul Leo Baptistao sigue recuperándose de su lesión, producida en el Camp Nou el pasado 18 de diciembre, en el talón derecho. En el club hay mucha preocupación por las moléstias del ítalo-brasileño y se le está aplicando un tratamiento parecido al que recibía Anaitz Arbilla, con el objetivo de llegar a una fecha clave: el partido frente al Real Madrid en el Bernabéu.

Quique Sánchez Flores comentó el otro día en rueda de prensa, tras el partido en Mestalla, que “Leo es un jugador importante, nos tendremos que acostumbrar a jugar sin él”. Y es que el tiempo de baja esperado del delantero podría ser de un mes o dos, dependiendo de cómo evolucione su talón.

La recuperación del jugador está siguiendo diferentes fases. Primero está realizando trabajo intensivo en el gimnasio con los fisioterapeutas. A finales de enero, comenzará a trabajar en el campo con normalidad y dependiendo de sus dolores apretará más o menos. Por último, se espera que para mediados de febrero el delantero pueda entrar en el equipo con normalidad. Sus moléstias marcarán el ritmo de su recuperación.

Hay que recordar que se trata de un jugador clave en el esquema de Quique, que aporta mucha movilidad, polivalencia y rapidez en ataque, pero también es muy propenso a lesionarse durante la temporada. En las últimas campañas (At. Madrid, Betis, Rayo Vallecano y Villarreal) el ítalo-brasileño no ha llegado a la cifra de 30 encuentros disputados. Esta temporada ya ha estado varias semanas de baja.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol

Compartir