En apenas siete días, Pablo Machín se encuentra ante su tercer match ball. El técnico de Soria tiene hoy una difícil papeleta en el Ciutat de Valencia. El Espanyol ha viajado a Valencia para enfrentarse al Levante de Paco López; un rival difícil como local en un día en el cual el Espanyol tiene la obligación de ganar para salir del fondo del pozo, un pozo en el que ya no puede caer más hondo ya que después de la victoria del Leganés ayer, el conjunto perico es colista. No será la primera vez que sea el farolillo rojo de la liga ya que la jornada 2 de esta liga la comenzó como colista.

A priori, la moral de los jugadores pericos debe estar por las nubes después de ganar al Ludogorets en la Europa League el pasado jueves, y partirá con esta ventaja moral en un campo que ha visitado en trece ocasiones y en la que solo ha ganado en una ocasión -en liga- el 24 de octubre de 2004. No obstante, en los últimos nueve enfrentamientos ligueros frente al equipo granota, solo ha cosechado una derrota, en abril de 2016; ese día, el entrenador del Levante era un viejo conocido del Espanyol: Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’.

El árbitro del partido será el Sr. González Fuertes (Col. Asturiano) el cual ha dirigido en cuatro ocasiones al Espanyol en Liga. En su primer partido dirigido al Espanyol el conjunto perico acabó perdiendo el partido, la Jornada 2 de la temporada 17/18 contra el Leganés. Desde entonces, los partidos dirigidos por González Fuertes son sinónimo de puntuar: dos empates y una victoria.