Tras el triunfo contra el Granada, el primer equipo se acercó a la Ciudad Deportiva para recoger sus pertenencias e iniciar sus vacaciones. Finalmente no hay gira y los futbolistas tendrán 50 días de vacaciones. El domingo no hubo entrenamiento, tan solo un aperitivo entre los técnicos y los jugadores. Algunos de los futbolistas no continuarán la temporada que viene y este ha sido su último encuentro con sus compañeros. La vuelta, el 10 de julio para empezar con las revisiones médicas.

El trabajo de todo un año

Tras 45 semanas de trabajo y 205 sesiones la temporada del RCD Espanyol ha llegado a su fin. La entidad ha puesto punto y final a diez meses y medio de trabajo que han culminado con el conjunto perico en la octava posición de la tabla. El año ha sido muy bueno, pero el que viene, se espera aún mejor.

Los jugadores del Espanyol recogiendo sus cosas en el vestuario

Antes de marcharse de vacaciones el cuerpo técnico les ha dado unas pautas de trabajo a los futbolistas para que realicen tras los primeros 15 días de descanso. La idea es no perder la forma física con tanto tiempo libre.

Tendrán 50 días de vacaciones para desconectar y descansar. Ya tiene su plan de trabajo para el verano y volverán el 10 de julio para las revisiones médicas

Despedida entre comida

Los futbolistas recogieron sus pertenencias y pudieron degustar un aperitivo que les prepararon en la Dani Jarque. Después, los jugadores se despidieron entre abrazos y choques de mano. Algunos como José Antonio Reyes, Salva Sevilla, Víctor Álvarez, Roberto Jiménez o Rubén Duarte no seguirán la próxima temporada y este ha sido su último encuentro blanquiazul.

Los jugadores en el aperitivo de despedida de la temporada

Las últimas palabras de Quique para sus futbolistas han sido: “descansad y desconectar”. El próximo 10 de julio será cuando vuelvan al trabajo y empiecen a pasar las pertinentes revisiones médicas.

Aquí te dejamos las mejores imágenes de lo que se ha podido ver en la Ciudad Deportiva que nos muestra el RCD Espanyol: