El Espanyol no arranca, ni lo hizo con David Gallego en el banquillo, ni lo está haciendo con Pablo Machín. La realidad en cuanto a puntos es muy cruel, y nos dice que el técnico soriano no ha mejorado por el momento los números del técnico de Suria. Otra cosa bien distinta es si nos fijamos en el rendimiento del equipo, que es obvio que se ha dado un paso adelante en ese sentido.

También hay que destacar que los rivales a los que se ha medido el Espanyol con Machín en el banquillo son de más nivel. Visitas a San Mamés o Wanda Metropolitano y partidos en casa ante Villarreal o Valencia. La única victoria perica con el nuevo técnico fue en el Ciutat de Valencia. Entre medio están los buenos números blanquiazules en la competición europea, donde ya ha logrado el pase a la siguiente ronda y podría certificar el primer puesto del grupo en los próximos partidos.

En Liga los de Machín afrontan ahora dos partidos muy importantes en casa, ante Getafe y Osasuna y donde el objetivo sería lograr un 6 de 6.