El Espanyol tiene una joya en la cantera que despunta por encima del resto, se trata de Nico Melamed, un jugador diferente que ha llamado la atención de todo el mundo y que se ha convertido en el debutante más joven de la historia del club en la Europa League. Sus padres como es lógico están muy orgullosos de la progresión de su hijo y aseguran que los cantos de sirena no le distraerán del camino marcado.

Siempre ha tenido el sueño de convertir su pasión en su futuro, pero con los pies en el suelo“, afirma el padre de Nico Melamed, que revive el que fue el debut de su hijo en la Europa League, “siempre íbamos a verle de recogepelotas y eso nos hacía ilusión. Aunque ese día, al entrar por la zona de familiares ya vimos que era diferente. Cuando calentaba, nos pusimos nerviosos“, señala Claudio.

Como padres querríamos verle feliz en el futuro. No podemos predecir lo que pasará ni presionarle. La ilusión es que llegue donde él quiera“, señala su madre Adriana.