El COVID-19 esta golpeando con severa dureza en todo el mundo, pero especialmente se esta cebando con España, donde superamos ya los 13.000 fallecidos a causa de la maldita pandemia. En Cataluña hay una zona especialmente complicada, podríamos llamarla zona cero de la enfermedad, se trata de Igualada y la Conca d’Òdena, donde viven unas 70.000 personas.

Entre ellas, como no podía ser de otra manera, un buen número de pericos. Hemos contactado con la presidenta de la Peña de Igualada, Carme Bonastre, una espanyolista cargada de energía que preside una embajada espanyolista con mucha tradición, hacen espanyolismo desde el 1954, y que nos recibe con una frase que demuestra su fortaleza “Igualada puede ser imitada, pero nunca Igualada“. Pese al optimismo de Carme, se nota en su voz y en sus afirmaciones la angustia vivida estos días, cabe recordar que hasta el lunes por la noche la ciudad estuvo completamente cerrada.

Los pericos de Igualada en un acto de la peña, en una imagen de archivo

En un principio ningún socio del Espanyol, ni de la peña se ha visto afectado por el coronavirus, algo que celebra Bonastre, que nos desgrana como los socios número 1 y 2 de la embajada perica de Igualada tienen más de 90 años. La masa social de pericos es importante en la capital de l’Anoia, ya que la peña cuenta con 180 socios, una cifra que esta al alcance de pocas peñas del Espanyol.

Carme Bonastre nos cuenta que ha empezado a hablar con la Federación de Peñas y el club para que el Espanyol lleve a cabo algún tipo de acto solidario en Igualada, tal y como tiene ya comprometido el Barça. Toda ayuda será poca para superar la complicada situación que nos dejará el COVID-19, especialmente en lugares duramente golpeados como Igualada.