El Espanyol ya tiene los deberes hechos, pero eso no significa que quiera tirar lo que queda de Liga. Ya ha dicho en repetidas ocasiones que va a salir en todos los partidos a ganar. Porque quieren terminar lo más alto posible y dar una alegría a la afición. El primer partido que tienen por delante es contra el Deportivo de la Coruña, sin embargo, los problemas defensivos, ponen a Quique Sánchez Flores en un brete difícil de solucionar.

No hay laterales

Aaron Martín y Javi López han sido los laterales titulares de Quique en este último tramo de temporada y los dos se perderán el partido de Riazor. En el caso de lateral izquierdo, está sancionado al ver la quinta amarilla contra el Barcelona. Por su parte, el capitán, sufrió una lesión muscular en la cadera que le impedirá jugar lo que resta de temporada.

A esto hay que sumarle que Rubén Duarte es duda. El lateral se ha tenido que retirar del entrenamiento esta semana por un esguince en el tobillo. Según ha informado el club, llevaba varios días resintiéndose de la zona y el cuerpo ha dicho basta. Ahora mismo es duda para entrar en la convocatoria pero todo a punta a que Quique no podrá contar con él.

Aarón, Javi López y Rubén Duarte son bajas. Marc Navarro, candidato al lateral derecho, iba a estar con el filial este fin de semana, que se juega el ascenso. 

Los candidatos a jugar

Con tantas bajas todo parece indicar que en la banda derecha Marc Navarro o Víctor Sánchez ocuparán el lateral derecho. El canterano ha sido el encargado de disputar la titularidad del capitán esta temporada en el lateral. El problema es que la intención del equipo técnico es que tanto él como Marc Roca y Óscar Melendo jugasen este fin de semana con el filial que se está jugando la permanencia.

En el caso de Víctor Sánchez, no juega en el lateral desde el partido en San Mamés. El medio centro ha velto a su puesto natural en el centro del campo y en los últimos partidos ha rendido a un nivel muy alto.

Para el lateral izquierdo Quique cuenta con Víctor Álvarez y todo parece indicar que será él quien juegue. Sin embargo, esta temporada casi no ha contado para el entrenador perico que en Liga tan solo ha jugado 2 partidos, uno de titular y otro saltando desde el banquillo.

El centro de la defensa

Diego Reyes parece ser el único defensa perico completamente sano. Esta semana David López ha arrastrado algunos problemas físicos, aunque todo parece indicar que no tendrá problemas para jugar contra el Deportivo.

La buena noticia es que Leo Baptistao también estará disponible para el partido. Se ha recuperado de la gastroenteritis que no le permitía entrenar con el equipo. Y al menos, con la delantera, Quique puede estar tranquilo.