Los compañeros de Sphera Sports han realizado una entrevista en profundidad al que fue jugador del Espanyol, Luis García, quien ha dejado una vez más palabras de cariño y agradecimiento para el club que le llevó a ganar una Copa del Rey y disputar una final de la UEFA.

La pasión hecha jugador

Luis García Fernández se ganó el cariño de toda la parroquia blanquiazul casi desde el primer día que llegó. Pocos jugadores son los que han defendido un escudo y unos colores tan bien como siempre lo hizo el muchas veces llamado “LuisGar”, y más cuando no era un chico criado en la cantera perica.

Su fuerte carácter, su pasión y sus goles hicieron vibrar a la afición espanyolista durante muchas temporadas. Formó junto a Tamudo y De la Peña el Tridente más reciente y que mejores frutó dio a la entidad. Además, dejaría una frase para el recuerdo: “Lo mejor de Barcelona es ser del Espanyol”. 

El peor momento de su carrera

Varios son los momentos que se le vienen a la mente a Luís García en lo estrictamente deportivo: uno de ellos el descenso con el Real Murcia; el otro, la final de la UEFA de Glasgow frustrada en los penaltis. “Creo que si me hablas solo a nivel deportivo, el descenso fue peor. No se pueden comparar, pero descender de categoría siempre es un drama, es horrible”, argumentó Luís García.

Sin embargo, traspasando las barreras únicamente deportivas, el peor momento de su carrera deportiva llegó con el fallecimiento de Dani Jarque: “El tramo más amargo de toda mi carrera fue sin duda la pérdida de Dani. Ese fue el momento profesional y personal más duro de todos”. 

La Copa del Rey de 2006 

Fue llegar al Espanyol y alcanzar la gloria levantando la Copa del Rey ante el Zaragoza en el Santiago Bernabéu. Luís García no solo pudo disfrutar de la victoria, si no que contribuyó enormemente con dos goles. “La Copa siempre se ha vivido de una forma especial. Las finales de Copa son muy bonitas, y la llegada nuestra al Bernabéu fue extraordinaria, con toda nuestra gente alrededor del autobús, dando golpes, cantando, nosotros dentro también… parecía que ya habíamos ganado”, recuerda con emotividad el asturiano.

“Pudimos hacer un partido perfecto” explicaba Luís García. Además, valoró como llegaba el Zaragoza a la final, y comentaba: “Ellos venían de eliminar a los grandes, eran los favoritos; pero pudimos marcar pronto, marcar el segundo justo cuando nos hicieron el empate, y hacer el tercero y el cuarto casi al final cuando ellos apretaban”.

LUÍS GARCÍA: “CONSIDERO AL ESPANYOL MI FAMÍLIA DEPORTIVA. EL TRAMO MÁS AMARGO DE MI CARRERA FUE LA PÉRDIDA DE DANI JARQUE”.

La final de la UEFA 2007

Quién no recuerda a Luís García llorando desconsoladamente a la llegada a Barcelona con el resto de aficionados pericos. Aquel día, la posibilidad de levantar la UEFA la había robado una fatídica tanda de penaltis.

“Llegar a la final de la UEFA y perderla así fue una decepción tremenda. Aquella final la merecimos ganar” apuntaba el asturiano, y es que él mismo prosigue: “Hicimos una gran final, nos dejamos todo, nos vaciamos, con 10 mucho tiempo, y justo cuando conseguimos empatar y creíamos que esa final sería para nosotros… No se podía esperar un final tan cruel para el Espanyol ese día”. 

No obstante, el asturiano buscó también la parte positiva. “Si lo piensas ahora fríamente te das cuenta de que conseguimos llegar a una final europea sin perder ni un solo partido, donde todo el mundo pudo conocer lo que es el Espanyol, el sentimiento perico. Visto desde la distancia, la final fue un logro”, señaló.

Primer goleador de “Cornellá-El Prat”

Luís García se convertió en el autor del primer gol del Espanyol en el nuevo estadio de Cornellá-El Prat. Su nombre quedaría grabado en la historia del Espanyol a partir de aquel 2 de agosto en el encuentro de inauguración ante el Liverpool FC.

“Poder llegar a la nueva casa de todos los pericos, poder hacer el primer gol y que mi nombre quede para siempre, es un orgullo tremendo”, afirmaba el asturiano que además no concluyó ahí, sino que fue un poco más allá: “El Espanyol va a estar toda la vida conmigo, no tengo ninguna duda. Los considero mi família deportiva”.