Josep Manel Casanova falleció anoche al sufrir un paro cardíaco mientras presenciaba un partido de juveniles en Málaga. Trabajó treinta y cinco años en nuestro club, fue toda una institución.

El bueno de Casanova era ahora el encargado de captación de talentos para la escuela malaguista. Cabe recordar que en el año 2011 se desvinculó de nuestro club y fichó por el club malacitano para dirigir su fútbol base.

Josep Manel Casanova era una persona muy querida en nuestro Espanyol, que sin duda hoy se levanta de luto ante la muerte de uno de los nuestros. En nuestra cantera formó a más de 160 chavales que acabaron llegando al fútbol profesional.

Desde Voz Perica nos unimos al dolor de la familia espanyolista en estos duros momentos.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol