El Espanyol ya planifica la próxima temporada, y la portería es una de los objetivos primordiales. Con un acuerdo casi cerrado entre Milán y Espanyol por cerrar el traspaso de Diego López por un millón de euros, ahora le toca el turno a Roberto.

Todas las partes están prácticamente de acuerdo y Roberto podría poner rumbo a Málaga por la cantidad de dos millones de euros.

De esta manera el Espanyol asume que no podrá ingresar los tres millones de euros que pagó a Olympiakos, y, por lo tanto, perdería un millón de euros, pero también es verdad que se ahorraría una de las fichas más altas de la plantilla.

Míchel quiere a Roberto para su Málaga 

Según publica Sport, el entrenador Míchel quiere a toda costa a Roberto en su plantilla, y es una exigencia que ha transmitido a la directiva malagueña.

Míchel tuvo a Roberto en Olympiakos y comparte representante, por lo que la venta parece que está muy bien encaminada.

Según señala Sport, el Espanyol invertirá parte de este dinero en la ficha de Diego López y se ahorrará dinero si Gorka Iraizoz acepta ser el segundo portero del proyecto.