Lo que parecía imposible hace apenas unos meses es hoy una realidad irrefutable y es que el Espanyol le ha ganado la batalla a un grande como el Atlético de Madrid y no ha cedido a vender a Mario Hermoso por menos de lo que establece su cláusula de rescisión, que recordemos es de 40 millones de euros.

Los compañeros de MARCA aseguran que en el Wanda Metropolitano han tirado la toalla por la “cabeconería” del Espanyol de no negociar la salida de su central, aunque le quedara tan solo un año de contrato y dejara de ganar un buen puñado de euros. Pero en el club espanyolista quieren hacerse respetar en el mercado y lo han conseguido al doblegar al Atlético de Madrid que este curso si no hay un giro de 180 grados no jugará de rojiblanco, otra cosa bien distinta será la próxima temporada.