Este viernes entrevistamos a Mireia Carulla, una pediatra que trabaja en el CAP de Mollerusa, es una de esas heroínas a las que tanto les debemos estos días, donde luchan en primera línea contra el COVID-19 que tantas vidas se está llevando durante las últimas semanas. Además ella es perica, y siempre trabaja con algún motivo espanyolista. Eterno agradecimiento hacía Mireia y todos los que estos días son héroes sin capa.

  • ¿Cómo estás viviendo estos días en el CAP de Mollerusa?

Llevamos unas semanas de mucho estrés. Hacemos grupos de trabajo de 12 horas a días alternos para evitar contacto excesivo entre profesionales y así evitar contagios. Nuestra misión ahora mismo es la de dar soporte a los pequeños pacientes y a sus familias. Son muchas las dudas y los miedos que tienen los papás estos días. Realizamos muchas consultas telefónicas sin ver a los niños, para evitar la exposición a posibles personas infectadas. Es una tarea muy difícil, ya que no tenemos al paciente delante y hace más complicada la toma de decisiones.

  • ¿Qué imagen te ha impactado más de todo lo que has vivido?

La imagen que más me ha impactado es la del número de fallecimientos en todo el país y la manera como éstos se producen. Pensar que hay abuelos que mueren solos, que nadie puede acompañarlos en su final… Uf es muy, muy duro. Por suerte, en mi grupo de pequeños pacientes no se han documentado casos graves, pero se me pone la piel de gallina al oír los comentarios de mis compañeros de medicina general y compañeros de mi hospital de referencia.

  • ¿Sentís la gratitud de la gente hacía vuestro trabajo?

Sí, mucho. Cuando salgo del trabajo a las 20h solo oigo música y aplausos de los vecinos. Nos traen obsequios durante la jornada laboral (dulces, pasteles, agua…). Muchas organizaciones de pueblos vecinos nos han confeccionado gorros, batas, mascarillas. Incluso mi marido nos ha imprimido viseras protectoras con su impresora 3D. A parte de todo esto, también son múltiples los mensajes de ánimo que recibimos, ya sea de nuestras propias familias, amigos e incluso desconocidos que nos envían fuerza por las redes sociales (aquí incluyo a todos los pericos… Un beso de todo corazón!).

Mireia Carulla es una espanyolista de corazón
  • ¿Tenéis el material protector necesario para luchar contra el COVID-19?

Bueno… No tenemos el material que quisiéramos. Tenemos que reutilizar mascarillas, las batas que llevamos cuando visitamos el paciente con sospecha de coronavirus tampoco son las adecuadas…Aquí también quiero añadir la poca cantidad de test de detección que tenemos a disposición en nuestro hospital de referencia. Esto hace que se tenga que decidir a quién se le hace la prueba y a quién no, y es una pena. Ojalá todo esto cambie en los próximos días y todo el mundo pueda acceder a realizarse la prueba, y ojalá también nosotros podamos trabajar bien protegidos.

  • ¿Tu carácter de rebelde perica, te ayuda a llevar mejor está situación?

Por supuesto. Y como ya he dicho antes, me ayudan mucho los mensajes de cariño de los pericos que leo en las redes sociales. Lo único que echo de menos es poder ir al campo y disfrutar del partido y del ambiente… Es como una “vicio” que ahora, con la situación actual, se echa de menos. Espero que se acabe todo pronto y podamos volvernos a ver en Cornellá!

  • ¿Trabajas siempre con tu “gorro” del Espanyol?

Siempre intento llevar algo relacionado con el club, normalmente llevo una pulsera. Hay pacientes que incluso me regalan “cromos” de jugadores del Espanyol y me hacen muy feliz! Ahora que por protección tenemos que llevar gorro, pensé que el buf de nuestro equipo era el perfecto para superarlo lo mejor posible.