La foto de entrenadores simbolizaba el ‘fair play’ y publicitaba el derbi catalán. Este encuentro ante las cámaras ya se había convertido en una tradición. Quique Sánchez Flores y Luis Enrique tampoco posarán para la instantánea en esta ocasión.

Ya sucedió en el partido de ida

Para el partido de este sábado Rac1 ha asegurado que no se ha programado el tradicional encuentro de entrenadores antes del partido. Una situación que no es nueva ya que ocurrió lo mismo en la primera vuelta.

El encuentro de la jornada 16 de Liga entre el Barcelona y el Espanyol sucedió en el Camp Nou. En esa ocasión el resultado final fue de 4-1 a favor de los culés y los goleadores fueron Luis Suárez (2), Jordi Alba y Messi y David López por parte perica. Pero de este derbi, lo que menos se recordará es precisamente la parte deportiva.

En esta ocasión los entrenadores de ambos equipos no se fotografiaron en señal de concordia como venía siendo habitual en las últimas temporadas. Un gesto cuya finalidad era rebajar las tensiones entre los dos equipos y publicitar el encuentro. Hace unos meses se filtró, que el motivo de que no ocurriese entonces era la apretada agenda de Luis Enrique, pero había otra historia de fondo: las malas relaciones entre los dos ex compañeros de equipo.

La foto de entrenadores simbolizaba el ‘fair play’ y publicitaba el derbi catalán. Ya ocurrió en la primera vuelta. La relación de Quique y Luis Enrique se truncó durante su etapa en el Real Madrid

No hay feeling desde que compartieron vestuario en el Real Madrid

La historia ya es sabida. Durante su etapa como jugadores, los dos técnicos compartieron vestuario en el Real Madrid. En un principio los dos eran muy amigos y existía una excelente relación. Pero con la llegada de Jorge Valdano cambió todo.

A raíz de que el argentino recayese en la casa blanca como entrenador, ese vestuario se dividió en dos grupos: los que respaldaban a Valdano y los que no. Para más inri, en las informaciones que salieron sobre este tema, se hablaba de que los jugadores madridistas pensaban que había un chivato en la plantilla y Luis Enrique acusó a Quique Sánchez Flores delante de sus compañeros

Sus gestos de concordia

Ninguno de los dos entrenadores ha querido en ningún momento dar detalles de lo que pasó por aquel entonces. De momento, la foto de entrenadores no ha sido posible realizarse, pero entre Quique y Luis Enrique sí se han producido gestos para rebajar la tensión.

En la final de la Supercopa de Cataluña ganada por el Espanyol 1-0 hablaron sobre el terreno de juego antes del partido. Mientras que en el partido del Camp Nou se estrecharon la mano.

Por encima de sus rencillas personales los dos son unos profesionales que intentarán no echar leña al fuego. Aunque falte la tradicional fotografía lo que sí que se producirá será el encuentro de directivas y la expedición perica la encabezará el presidente Mister Chen.