No son buenas las expectativas visto el rendimiento del equipo y especialmente de algunos jugadores durante esta primera vuelta.

Que el equipo no se había reforzado con las suficientes garantías se podía intuir, pero el bajo rendimiento de algunas piezas claves la temporada pasada nos ha sorprendido a todos.

Anuncio

Mala planificación y bajo rendimiento, sumado a una aparente desmotivación por parte del entrenador y los malos horarios sufridos para disputar los partidos de local hacen un cocktail de malos presagios. Veremos.

Quique Sánchez Flores durante un partido en el RCDE Stadium

A estas alturas de temporada el equipo no se ha encontrado, no juega a nada en concreto y evidencia unas carencias evidentes. Necesita un cambio de dinámica de manera urgente o este equipo está destinado a la parte baja de la clasificación y con suerte aspirar a los puestos de zona media, sin pasar demasiados apuros.

Bien es cierto que el partido y la brillante victoria frente al Atlético de Madrid evidencian qué si este equipo sale motivado, enchufado y con intensidad en cada partido han de llegar buenos partidos y buenos resultados, pero me temo que esto no da para luchar por puestos europeos a estas alturas. Muy bien tendrían que ir las cosas a nosotros y muy mal a los demás.

Si se quiere aspirar a algo más, es necesario hacer movimientos la próxima temporada. Armar un buen equipo, para lo que necesitamos un buen director deportivo, un entrenador identificado con el proyecto, unos jugadores motivados y la producción de la cantera que está resultando inexistente este año.

Hoy por hoy ya no existe el debate si hay actualmente en la Liga 7 equipos con mejor plantilla, es evidente que sí. Y ya solo nos queda ver el compromiso de algunos jugadores con el escudo y la camiseta y sacar conclusiones para la próxima temporada.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol