Una vez que el equipo se ha marchado de vacaciones desde el club han comenzado los movimientos de jugadores. El primero en confirmar su marcha del Espanyol ha sido José Antonio Reyes. El andaluz no ha cumplido con los requisitos para una renovación automática y su futuro está lejos de la entidad perica.

No se prolonga su contrato

Para que José Antonio Reyes renovase automáticamente con el club otra temporada tendrían que haberse dado una serie de requisitos a nivel de rendimiento que no se han cumplido. Desde la página web del club han informado de la situación del andaluz y le han dado las gracias y deseado buena suerte en el futuro.

“El club quiere agradecer públicamente su profesionalidad y su aportación a la entidad y le desea los mejores y mayores éxitos posibles en su futuro personal y profesional” dice el comunicado del club.

El posible destino del extremo una vez abandonada la entidad podría estar en Filipinas, una liga menor que está en crecimiento y que ve en el utrerano la posibilidad de hacerla más atractiva.

El club ha confirmado que el andaluz no ha cumplido con los requisitos de su contrato para renovar automáticamente y se termina su etapa como perico.

La temporada de Reyes

José Antonio Reyes de 33 años ha jugado esta temporada un total de 21 partidos y ha marcado 4 goles. Sus tantos, claves para conseguir los 3 puntos, fueron curiosamente contra equipos andaluces como el Granada, el Sevilla y el Betis. Y también fueron sus mejores partidos como perico. También marcó un gol en Copa contra el Alcorcón.

Quique Sánchez Flores avaló su fichaje el verano pasado. Le conocía de su etapa en el Benfica y en el Atlético de Madrid, pero no ha terminado de darle la continuidad que el extremo necesitaba y los números no le han acompañado.

Las muestras de cariño que el utrerano ha recibido de los aficionados durante toda la temporada han sido muchas. Deja un buen recuerdo en el club y en sus compañeros, de los que ayer se despidió en la Ciudad Deportiva.