Óscar Perarnau pasó ayer por los micrófonos de la Cadena SER donde enfrió bastante el mercado espanyolista, si el día anterior aseguró en TV3 y Catalunya Ràdio que había dos jugadores muy cerca de ser pericos, ayer aseguró que la llegada de refuerzos puede estar supeditada en buena parte a que el equipo logre clasificarse para la fase de grupos de la Europa League.

El director general deportivo descartó que se vaya a ofrecer una mejora de contrato a Borja Iglesias ya que desde el club se considera que tras los incentivos alcanzados por el jugador, tiene un contrato acorde con su rendimiento, “no me consta en este momento que haya una oferta de mejora a Borja, tiene un contrato muy bueno y que yo sepa hay más prioridades aparte de Borja. Por ejemplo, Rufete hizo hace días una propuesta a Mario Hermoso, nos gustaría tenerlo, y hay dos o tres jugadores que la dirección de fútbol profesional está trabajando, aunque las negociaciones no siempre van lo rápido que quisiéramos“, afirmó Perarnau.

La clasificación para la fase de grupos de la Europa League será clave para que algún descarte de equipos grandes le pueda apetecer venir al Espanyol, de ahí que la dirección deportiva juegue con ese as bajo el brazo, “tenemos que estar preparados, si nos clasificamos para fase de grupos podemos ser un club que el jugador le haga ilusión venir de algún club grande que no tiene opción a jugar, y si quedamos eliminados quizás algún jugador aspirará a más”, señaló Perarnau.

Sobre el futuro de Marc Roca reconoció que en el mes de enero recibieron una oferta de un club grande europeo (Inter de Milán), pero el club la rechazó, “en enero llegó algún interés grande de un equipo importante de Europa, el rechazamos. Y a día de hoy no ha llegado nada. Nos gustaría mucho que si algún jugador marcha es porque progrese mucho o paguen la cláusula“, afirmó el director general deportivo.