Óscar Perarnau era el hombre más buscado por el espanyolismo en los últimos tiempos, el director general deportivo del club ha roto su silencio en L’Esportiu, donde además es portada del diario este lunes. En la entrevista ha asegurado que volvería a escoger a David Gallego como entrenador del primer equipo, aunque los resultados han marcado una realidad.

El que hace la propuesta es Rufete y tiene mi apoyo desde el primer momento. Es una apuesta con mucho convencimiento, en el juvenil y el B, había demostrado una propuesta de juego muy buena y había evolucionado como entrenador. Lo trasladamos al Consejo y a Chen y todos estaban convencidos de la apuesta“, afirma Perarnau sobre la responsabilidad en la elección de Gallego para el banquillo del primer equipo y añade que lo volverían a hacer.

El director general deportivo del club señala como hizo Gallego a errores individuales y colectivos del equipo como claves en los malos resultados en Liga, y también asume su parte de culpa en todo ello, “a nosotros nos han penalizado mucho los errores, sean colectivas o individuales. Nosotros, desde la parte directiva, también debemos asumir nuestra parte de responsabilidad“, afirma Perarnau.

Se le ha acusado en varias ocasiones de esconderse, y el director general deportivo se defiende de ello y además señala que, “tengo muy claro lo que dije al presidente y al consejo de administración cuando volví: no sería portavoz del club, y es algo que no me gusta. Lo que hago son líneas de trabajo y de actuación. Aportar y hacer crecer el Espanyol”, señala el ejecutivo perico.

Perarnau reconoce que hay posiciones dentro de la plantilla que se podrían haber reforzado mejor, el director general deportivo hace autocrítica, “la plantilla es muy digna y es muy versátil. Es bastante completa, aunque haciendo autocrítica creemos que alguna posición se podría haber mejorado. Tenemos 24 futbolistas y una mezcla de todo”, señala Perarnau.

Óscar Perararnau durante una entrevista en la Cadena Ser, en una imagen de archivo

Para el ejecutivo blanquiazul es muy pronto para hacer valoraciones sobre los fichajes, pide tiempo para los recién llegados, “debemos ser conscientes de que hay muchos jugadores que no han dado su mejor versión. Tenemos que dar más tiempo antes de hacer valoraciones. La temporada aún está por escribir y es un año muy ilusionante“, afirma Perarnau.

El director general deportivo cree que la elección de Machín es la mejor opción cuando se decide sustituir a Gallego, “tiene un buen cuerpo técnico, hambre para crecer y nos ayudará también a hacer evolucionar el equipo“, y afirma de forma contundente que no se habló con el en verano, cuando la única opción para el club era David Gallego.

Lógicamente también es preguntado por el mal inicio de campeonato del femenino, donde vuelve a asumir su parte de responsabilidad, “hemos tenido resultados negativos en el femenino y asumo la responsabilidad, pero puedes hablar con las jugadoras y te dirán que hay un mejor funcionamiento. Según los técnicos, tenemos mejor plantilla que el año pasado. Se entrena por la mañana, para ser más profesional, y tienen un servicio médico prácticamente como el masculino, y una estructura profesional con médicos, fisioterapeutas o nutricionistas. La liga cada vez es más competitiva, y nosotros también nos hemos reforzado“, afirma Perarnau.