Pablo Machín fue presentado este martes en el auditorio Juan Segura Palomares, el nuevo míster perico se mostró analítico y pausado, y sobre todo transmitió un mensaje de confianza y positivismo acompañado de dosis de realismo, a buen seguro dos de las cosas que más necesita ahora mismo el equipo y la afición blanquiazul.

Cabe destacar que el soriano ya tiene experiencia en este tipo de situaciones, y mucho más complejas que esta. Hace unas temporadas atrás cogió el Girona a trece jornadas del final a siete puntos de la salvación y logró salvarlo con solvencia, el resto de la historia la conocemos todos, se hizo un hueco en la historia del club gerundense al que llevó a Primera División. En Girona hablar de Pablo Machín es hacerlo de un auténtico ídolo y héroe.

La papeleta en el Espanyol es más sencilla, desde luego, el campeonato justo ha comenzado ahora, la distancia con los contrincantes es pequeña todavía y por lo tanto la situación no es todo lo comprometida que podía ser en Girona. Además el nuevo entrenador del Espanyol ya tiene experiencia en este tipo de casos, lo que sin duda le ayudará.