Pablo Machín se mostró satisfecho porque el Espanyol cumplió con el deber de pasar de ronda en la Copa del Rey contra el Lleida. El equipo no ofreció un buen partido pero si fue práctico y sobre todo en la segunda parte fue a por el partido.

“No es fácil ganar. Creo que a todos los equipos de superior nivel les ha costado“, señaló el técnico soriano que añadió que se vio la “diferencia de categoría y el equipo en la segunda parte compitió bien. Nos vamos contentos por cumplir con nuestra obligación”, sentencio Machín.

El míster fue preguntado por los goles de Wu Lei, que en el resto de competiciones tiene dificultades para ver puerta. “Siempre es difícil marcar. Los goles dan mucha moral y más cuando suponen ganar el partido“, dijo.

Sobre la lesión de Ferreyra afirmó que tuvo que ser sustituido porque estaba un poco conmocionado pero espera que no sea nada grave.