Este domingo ha debutado con el Nástic de Tarragona, Pipa, el canterano cedido por el Espanyol al conjunto tarraconense. Y lo ha hecho por la puerta grande ya que jugó 82 minutos y al ser sustituido recibido una gran ovación por parte de la afición del conjunto grana.

El lateral debutó por lo tanto con muy buen pie y además ayudó a que su equipo lograra una victoria vital, ante el Córdoba, rival directo en la lucha por evitar el descenso a la Segunda División B.

Pipa será pieza clave del equipo tarraconense para lograr su objetivo y además con esta cesión el jugador lograra tener minutos que le servirán para seguir creciendo como futbolista.

Pipa debutó este domingo con la camiseta del Nástic de Tarragona