El estadio de Sarriá fue el campo del RCD Espanyol -situado en la plaza Ricardo Zamora del barrio barcelonés de Sarriá- que sirvió de sede local de los periquitos de 1923 hasta 1997, cuando el club blanquiazul, acuciado por las deudas, lo vendió para edificar pisos y se mudó al Estadio Olímpico Lluís Companys.

El Espanyol salda sus deudas con el Ayuntamiento de la Ciudad Condal
Alberto Fernández ha recordado al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona que el Espanyol ha saldado la deuda de 806.634 euros que mantenía con el consistorio desde hace 20 años, derivados del convenio que el club suscribió con el consistorio y por el cual, dentro de la operación de recalificación de los terrenos de Sarriá, el Espanyol debía financiar las obras de soterramiento de la Ronda General Mitre.

El Ayuntamiento debe recordar ese emblemático estadio, dice el PP de Barcelona
El líder del PP de Barcelona considera que “con deudas o sin deudas el ayuntamiento estaba obligado a recordar lo que fue para la ciudad un estadio como el de Sarriá, pero ahora aún más tras saldar la deuda”.

Crear un espacio digno como reconocimiento al Espanyol
Por eso, el Grupo Popular reclama al consistorio de Ada Colau que se sustituya la placa actual por un “espacio de recuerdo digno en memoria de Sarriá y como reconocimiento de la ciudad al Espanyol, que jugó durante 74 años en ese estadio“.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol