Crece la preocupación en el seno del Espanyol por el estado físico de su delantero Leo Baptistao. Según informa el diario Sport, hay malestar en el club por cómo se ha gestionado su lesión.

Larga baja

Recordemos que el brasileño fue una de las grandes apuestas veraniegas de la entidad perica, traído para golear con la elástica blanquiazul. Pero lo que parecían unas simples molestias en el talón tienen en el dique seco al futbolista de 24 años desde el lejano ya 12 de diciembre. Y lo que es peor, se calcula que tardará como mínimo un mes más en volver a jugar, con mucho tacto para evitar recaídas. Eso sumado al tiempo que necesitará para coger ritmo competitivo hacen que Quique prácticamente lo dé por perdido para esta temporada. Incluso su tratamiento podría seguir una vez recuperado para evitar que se pueda lesionar de la misma zona en el futuro.

El diagnóstico

Esas molestias en el talón que mencionábamos hacían que Leo tuviera dolor cada vez que aumentaba la carga de trabajo. Acudió a tres especialistas y recibió el diagnóstico de talalgia de origen tendinoso. El jugador se esfuerza mañana y tarde en su curación pero aún así esta va muy lenta.

TRAS PASAR POR TRES ESPECIALISTAS SE DIAGNOSTICÓ COMO TALALGIA DE ORIGEN TENDINOSO. A LEO LE QUEDA UN MES COMO MÍNIMO PARA VOLVER

Malestar en el club

Al Espanyol no le ha gustado la gestión de esta baja e incluso emitió un comunicado explicándola. Se ha producido una reunión entre cuerpo técnico, médicos y dirigentes para analizar la plaga de lesiones de larga duración durante esta temporada.

Su futuro

Y además esta lesión provoca que por ahora el club no vaya a ejercer la opción de compra por el 50% de los derechos de Baptistao. Tiene tiempo para acometer la operación y la hará cuando las arcas lo permitan. Podría ser este verano o no. El Atlético de Madrid comprende el caso y tiene una comunicación fluida con los blanquiazules.