Este domingo no fue un buen día para los miembros de la Juvenil’1991, o al menos para algunos de ellos. Este grupo de animación estaba como cada previa de partido del Espanyol en casa en su bar habitual, si bien es cierto que crearon un ambiente un tanto especial, con cánticos y bengalas, lo que no debió gustar a los Mossos.

Cuando ya se disponían a acudir a su zona en la grada y por lo tanto a abandonar el bar, fueron retenidos por miembros de la policía catalana, que les llevaron a cabo rigurosos cacheos, ante la atónita mirada de los pericos que acudían al estadio. Cabe destacar en este sentido que no se llevó a cabo ninguna detención y que tampoco se abrió ningún tipo de denuncia contra ninguno de los miembros del grupo.

Esta acción de los Mossos hizo que varios miembros de la Juvenil’1991 tuvieran que entrar más tarde al partido con el correspondiente enfado de los mismos. Al finalizar el partido desde la zona de Juvenil’1991 se entonaron cánticos contra el Consejo de Administración y exigiendo una nueva grada de animación en la zona baja del gol de El Prat.

Miembros de la Juvenil’91 retenidos por los Mossos