Jordi Lardín confesaba hace unos días las prioridades del Espanyol para la confección de la plantilla de la próxima temporada. Hablaba el director deportivo de fichar a jugadores para ser titulares y apuntaba a un mediocentro, un extremo y un delantero. No lo hacía a un lateral derecho pues se confía en Marc Navarro ni a un portero porque se cree que Diego López podrá seguir en el club. Tampoco nombraba el ex jugador el puesto de central ya que el RCDE tiene a su central titular ya en plantilla aunque debe atar su futuro. El futuro de Diego Reyes.

Precio elevado

El defensor mexicano está cedido esta temporada en Cornellá-El Prat por el Porto. Tanto el club perico como el jugador quieren continuar con esa vinculación. El problema es que la opción de compra fijada por los portugueses es de 7 millones de euros, una cantidad demasiado alta para los intereses de la entidad presidida por Chen.

PAGAR LOS 7 MILLONES DE LA OPCIÓN DE COMPRA NO SE CONTEMPLA Y AMPLIAR LA CESIÓN PARECE REMOTO ASÍ QUE COMPRAR PARTE DE SU FICHA PARECE LA ÚNICA SALIDA

Compra de parte de sus derechos

Según informa Sport, la posibilidad que ha planteado el Espanyol al club de Oporto es adquirir una parte de los derechos federativos del jugador, como mínimo el 50%, por unos tres millones de euros. Parece una oferta razonable y que el presidente está dispuesto a asumir pero habrá que esperar a la decisión de su club propietario, que argumenta en contra de esta medida la cantidad de ofertas por el central. Otra opción, más remota, sería ampliar un año más la cesión.

Buscar otro central si la operación no prospera

Desde la dirección se quiere resolver esta situación cuanto antes, ya que si al final Diego abandona el club, se le tiene que buscar un sustituto de alto nivel en el mercado.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol