El rival era duro y el Espanyol podría haberse llevado la victoria pero finalmente perdió 0-1 contra el Valencia. El falló de los pericos estuvo de cara al gol, y así lo ha reconocido Quique Sánchez Flores al terminar el partido: “Fuimos mejores aunque no marcamos“.

Buenas sensaciones

A pesar de la derrota el entrenador blanquiazul ha querido señalar la superioridad mostrada por sus jugadores en el encuentro “Me quedo con las buenas sensaciones que hemos dado, al margen de algún accidente. El equipo ha sido solvente y hemos concedido muy poco e hicimos muchas mas ocasiones que el rival. El resultado no es siempre justo” ha dicho el preparador.

Su perspectiva del encuentro, va más allá de la derrota.”No es un final amargo es un final posible en fútbol. Tenemos que ser conscientes de que hemos hecho un buen partido en casa. Hemos jugado contra un equipo que se preparó para estar en Europa. Son de esos días que tienes seis y no las metes y a veces el rival tiene una y hace gol, como hoy. Fuimos mejores y no marcamos”.

A pesar de la derrota Quique Sánchez Flores se queda con las buenas sensaciones que ha dado el equipo y resta importancia a los pitos de la afición

Los pitos

Al mismo tiempo, Quique ha querido restar importancia a los silbidos que se han podido escuchar esta tarde en Cornellà, que especialmente perseguían a Jurado. “Respetamos el gusto del aficionado. Como jugador Jurado nos ha dado mucho durante la temporada y creo que ha dejado notas de calidad altísima. Está por encima de estas circunstancias”.

El entrenador también ha sido preguntado por la despedida que han tenido hoy los jugadores de su estadio.”En fútbol a veces se tiene memoria o no, pero estamos agradecidos a la afición. Los seguidores pensaban que íbamos a ganar y al final perdimos. Tenemos una conexión con los nuestros que no se va a agotar. Lo que queremos básicamente es cuidar a todos nuestros futbolistas”.

Las tres derrotas en casa

Tras hacer de Cornellà un fortín, los tres últimos partidos en casa para el Espanyol no han sido como esperaban. 3 derrotas y sin marcar ningún gol. El entrenador ha querido recordar la clase de rivales a los que se han enfrentado en esos tres encuentros y que les han impedido hacerse con una victoria.

“Hay que tener en cuenta la medida del rival. Atlético, Barcelona y Valencia podrían estar entre los cuatro primeros. Creo que hemos competido muy bien en los últimos tres encuentros en casa. Ganamos partidos no mereciéndolos y perdimos otros como hoy. Nuestro discurso es felicidad, alegría, crecimiento y fuerza y coraje de cara a la temporada que viene” ha asegurado Quique.