Compareció en sala de prensa en Balaídos, Quique Sánchez Flores, contento pero con el sabor agridulce de no haber podido llevarse los tres puntos contra diez futbolistas. Seguir sumando y más fuera de casa es para alegrarse.

Buen papel del Espanyol

El míster perico da valor al punto en un campo muy complicado. Ve extraordinaria la reacción de los suyos, que se levantaron de los dos goles del Celta. No es la primera vez que el equipo responde así, decía Quique. El técnico madrileño atribuye a sus chicos el mérito de provocar otra expulsión al rival. Cree que controlaron el juego pero no las ocasiones. En la segunda mitad alejaron bien a los vigueses de la portería de Diego López pero en ataque no crearon las ocasiones necesarias.

El equipo compite

Aplaudió el tremendo esfuerzo de su plantel y el estar tan metidos en el partido contra un equipo que presiona mucho. El Espanyol demostró competir bien para su entrenador.

Problemas en el lateral derecho

Entiende que la lesión de Marc Navarro es un problema muscular pero remitió a las pruebas que se le realizaran hoy en Barcelona. Y elogió el papel de Javi López tras tantas semanas sin jugar.

ALABÓ QUIQUE A JAVI LÓPEZ TRAS TANTO TIEMPO PARADO Y NO ACABÓ CONFORME CON EL PAPEL DEL DOBLE PIVOTE. NO CREE QUE FALTARA AMBICIÓN, SIMPLEMENTE QUE GANAR AL CELTA AUNQUE ESTÉ CON 10 ES MUY COMPLICADO

Descontento con la medular

No se quedó satisfecho con el funcionamiento del doble pivote Javi Fuego-David López. Opina que debían cerrar mejor las líneas pero no los culpa a ellos en particular sino a todos los que estaban sobre el césped.

No hubo falta de ambición

Por último el entrenador del RCDE no cree que faltara ambición a los suyos. Sánchez Flores recuerda el desgaste de jugar dos encuentros en 48 horas y más contra un Celta que exige mucho. Aunque los locales estuvieran con diez no ve fácil cubrir los espacios contra ellos.