Para conseguir acceder a los puestos europeos es necesario que se tenga plantilla suficiente para afrontar los cambios en el 11 que sean necesarios y que el nivel se mantenga. Quique Sánchez Flores se ha quejado este año de que la plantilla no tenía el fondo de armario necesario en el banquillo para afrontar la temporada con garantías. La lesión de Baptistao ha sido el mejor argumento para el entrenador.

Sin recambios de garantías

En líneas generales el Espanyol ha hecho una buena temporada y sus números así lo confirman. Ha terminado octavo, con 56 puntos y si hubiera firmado estas cifras en años pasados habría logrado acceder a Europa. Sin embargo, hay un punto negro en el año perico. No ha tenido plantilla suficiente a la hora de plantar cara a los equipos fuertes del campeonato y Quique Sánchez Flores quiere más profundidad en el banquillo apunta L’Esportiu.

El año que viene, equipos como Celta, Valencia o Málaga van a confeccionar plantillas para volver a luchar por una plaza europea. El Espanyol, no puede quedarse atrás y necesita dar un paso adelante que le permita asumir con garantías los cambios que se hagan en el once. Además, no le gustaría que volviera a repetirse una eliminación como la sufrida en la Copa del Rey frente al Alcorón.

El entrenador perico, de puertas para adentro, se quejó de lo corta que era la plantilla y por eso, las criticas de la derrota en San Mamés no las entendía asegura el citado diario. En una semana con varios partidos necesitaba rotar, y las diferencias entre el equipo A y el B fueron evidentes.

No obstante, el ejemplo más contundente es el de Leo Baptistao. Cuando el delantero ha estado lesionado ninguno de los recambios ha sido capaz de suplirle. Caicedo no ha estado a la altura y con la vuelta a los terrenos de juego del brasileño ha quedado patente todo lo que el equipo le ha echado de menos.

El entrenador perico quiere mejorar la plantilla para que a la hora de hacer los cambios no se baje el nivel. Este año contra el top7 se han logrado 7 puntos de 42

Diferencias con los 7 de arriba

El Espanyol que ha competido contra el top7 y el que lo ha hecho contra el resto de rivales es muy distinto. Contra los de arriba, los pericos han logrado 7 puntos de 42 posibles. Y contra los 3 primeros tan solo ha marcado un gol. Al único equipo que ha ganado ha sido al Sevilla y con polémica.

La diferencia con los de arriba ha sido tanto técnica como física. Por eso en el perfil de jugador que buscan los blanquiazules este verano también se incluye esa cualidad. No solo se mira la calidad.

En cuanto a los equipos que han quedado por debajo, el Espanyol ha conseguido 49 puntos de 72. Una actuación más que notable. Las únicas excepciones han sido el Celta y el Valencia. Contra ellos, los pericos han fallado. Y se trata de dos de los equipos que el año que viene saldrán con todo para luchar por Europa.

Planificación pensando en una plantilla amplia

La confección del equipo para el año que viene está en marcha. Pablo Piatti y Diego López están atados mientras que ya se ha confirmado el adiós de José Antonio Reyes y Salva Sevilla. El siguiente el desembarcar será Sergio García pero no el último. Los aficionados blanquiauzules esperan más fichajes, y siguen con ilusión los movimientos que hace la entidad.

La idea este año con las incorporaciones es lograr un gran rendimiento casi de forma inmediata, como ocurrió el año pasado. Diego López, David López, Diego Reyes, Piatti, Jurado, Javi Fuego, Roberto Jiménez, José Antonio Reyes, Álvaro y Demichelis fueron los nombres de los que recalaron en Cornellà. Y salvo los cuatro últimos, el resto se han convertido en la columna vertebral de este equipo.