Quique Sánchez Flores afronta el partido de este domingo ante el Getafe con la idea de recuperar el camino de la victoria, de mejorar los números fuera de casa y con el mensaje claro de que “aún quedan 21 puntos en juegos y son muchos”.

Queremos hacerlo lo mejor posible, tener la sensación de que somos iguales o mejores que los rivales y seguir sumando puntos. Quedan 21 puntos y son muchos. Necesitamos encontrar la ilusión de dos buenos resultados positivos”, ha afirmado Quique.

“Hemos empatado siete partidos fuera de casa. Algunos de esos los pudimos perder y otros ganarlos. Si hubiéramos repartido mejor esos empates estaríamos un poco mejor. Vamos a esperar a acabar y ver qué sucedió esta temporada”, ha señalado el técnico perico.

El míster ha hablado también sobre Diego López, “ha sido una temporada muy accidentada para el jugador. Él quiere jugar y estar disponible. Lo está pasando mal, pero su estado físico dirá cómo será hasta final de temporada”, ha señalado Quique.

Siempre he pensado que el día que jugara de entrada sería para confirmarse. Es un jugador especial y hay que atreverse porque si juega él implica dejar fuera a jugadores muy importantes. Cuando tenga el tiempo necesario, será difícil quitarlo. Es un jugador vertical, que hace jugar mejor a los que están a su lado. El siempre muestra este camino ambicioso”, ha afirmado Quique sobre Óscar Melendo.

Quique tambén ha sido preguntado por la planificación de la próxima temporada, “nos han pedido detalles para la pretemporada y estamos ayudando a organizarla. Es tiempo de eso. El Espanyol es el que tiene que organizar esa estructura de club y vamos viendo cómo se está reestructurando. Estamos en un momento estable y eso nos obliga a todos a pensar rápido, anticipar y hacerlo lo mejor posible”.