Sin apenas tiempo para descansar, el Espanyol piensa ya en el partido de este martes ante el Athletic Club (San Mamés, 19.30h). El entrenador blanquiazul, Quique Sánchez Flores, ha destacado el nivel de implicación y compromiso de sus jugadores y ha añadido que el conjunto espanyolista debe mantener el nivel competitivo para poder puntuar.

“Nosotros planteamos el partido a partido que es lo que más nos importa e interesa. Aunque nos hemos separado de los equipos de abajo y nos hemos acercado a un grupo amplio de la zona de arriba. Tenemos que mantener el nivel competitivo para poder puntuar. El nivel de compromiso e implicación hace que estemos luchando por un nuevo objetivo respecto al que planteamos al inicio de temporada. Nosotros competimos contra nosotros mismos. Eso nos lleva a ser mejores y a conseguir algo que puede hacer muy felices a los nuestros. Superarnos a nosotros mismos y mejorar nuestro propio rendimiento, no compararnos tanto con los rivales”, ha declarado.

Quique Sánchez Flores, en este contexto, ha remarcado que la buena situación actual del equipo es gracias al trabajo de todos los futbolistas: “Que el equipo esté donde está pertenece a todos, a los que juegan más y a los que juegan menos. Todo lo competitivos que podamos ser también se lo debemos a los jugadores que aparecen menos”.

Del Athletic, el preparador madrileño, ha apuntado que es un “equipo muy intenso, capaz de estar bien en el juego posicional, está bien entrenado, tiene buenas herramientas, crea peligro en centros laterales… No es casualidad que lleve tanto tiempo entrando en Europa. Ante el Athletic Club necesitas pensar muy rápido porque te obligan a entregar la posesión rápida. Va a ser un partido de muchos duelos, muchas disputas, pocos espacios… Lo más importante es adivinar dónde está el partido”.

Respecto a la convocatoria de 21 futbolistas ha explicado que las recuperaciones “a veces son un poco más complejas y por eso añadimos más jugadores en la convocatoria”. Una de las sorpresas es la presencia de Leo Baptistao. “Las sensaciones son muy buenas, nos ha sorprendido bastante la agilidad con la que se ha movido en los entrenamientos. Después ya decidiremos si entra entre los 18 convocados”.